Rechazando a Estudiantes que Buscan Servicios de Educación Especial 

Por Laura Mason 
 

Cuando me enteré que se estaba abriendo una escuela Great Hearts en nuestro vecindario, aproveché la oportunidad para inscribir a mis hijos gemelos, que estaban a punto de ingresar al kindergarten. Quería que obtuvieran una buena educación, y sabía que estas escuelas tenían un alto rendimiento.

La Escuela Great Hearts Archway Arete abrió sus puertas cerca de nuestro vecindario en la ciudad de Gilbert en agosto de 2015. Intenté inscribir a mis hijos y me asignaron al sistema de sorteo de la escuela. En enero, fuimos seleccionados mediante el sorteo y se nos invitó a inscribirlos. Llamé a la escuela y pedí hablar con quien estaba a cargo de los servicios de educación especial. Quería asegurarme de que mi hijo que había sido diagnosticado con autismo recibiera los servicios que necesitaba. En ese momento, tenía un Programa de Educación Individualizado (IEP), que detallaba sus necesidades de aprendizaje y los servicios que la escuela debía proporcionar.

La respuesta de la escuela, sin embargo, fue decepcionante. Me dijeron que la escuela no podía dar cabida a mi hijo, y que no tenían los recursos para atender las necesidades de mi hijo. En ese momento, no sabía mucho sobre las escuelas chárter. Pensé que operaban de manera similar a las escuelas privadas y, por lo tanto, que la ley estatal y federal no les exigía que prestaran los mismos servicios de educación especial que las escuelas de distrito.

Terminé no inscribiendo a mis hijos en la escuela Great Hearts Archway Arete. En cambio, los llevé a la escuela del distrito cercana. A uno de mis hijos le fue bien ahí. Pero para mi otro hijo, pensé que la escuela no satisfacía sus necesidades. Lo di de baja unos meses después de cursar el primer grado y consideré cambiarlo a la Escuela Chárter San Tan. La escuela me dijo que le enviara copias de su IEP y que diera un recorrido en la escuela. No se mencionó ni una sola palabra en el recorrido sobre los servicios de educación especial, pero con certeza se habló mucho sobre su programa para estudiantes dotados. Intenté dar seguimiento con correos electrónicos constantes y llamadas telefónicas, pero me ignoraron por completo.

Luego solicité una Cuenta de Becas de Empoderamiento, pensando que me ayudaría a encontrar la escuela adecuada para mi hijo. Una de las escuelas que consideramos después de que se nos concedió una beca de la ESA fue la Escuela Chárter Pieceful Solutions en Chandler. Había escuchado que la escuela daba la bienvenida a estudiantes con autismo y que tenía un programa especialmente para ellos.

Entregué el formulario de inscripción y pasaron las semanas sin recibir una llamada o respuesta por correo electrónico de la escuela. Cuando finalmente me llamaron de nuevo, programé un recorrido, durante el cual pregunté por qué la escuela estaba ignorando mis llamadas y mis correos electrónicos. Su respuesta fue que no era bienvenida allí. Me dijeron que mi hijo tenía un funcionamiento demasiado alto para su programa de autismo, y que había otros niños detrás de mí para quienes la escuela se adaptaba mejor. Dejé Pieceful Solutions sintiéndome rechazada. La escuela cerró unos años después.

Traté de buscar en otras escuelas, incluyendo algunas privadas, que aceptarían la beca ESA. Después de recorrer alrededor de 20 escuelas, no pude encontrar una escuela donde sintiera que mi hijo prosperaría. Me sentí bienvenida en algunas de las escuelas que visitamos, pero sentí que ninguna de ellas era apropiada para su nivel de funcionamiento, y que no habría satisfecho sus necesidades.

Después de pensar que no había opciones para una educación adecuada para mi hijo, comencé a considerar mudarme a la costa este de EE.UU., donde me enteré de varias escuelas diseñadas para niños con autismo. No fue hasta que me reuní con la directora de educación especial de las Escuelas Públicas de Gilbert que finalmente encontré una buena escuela. Le conté lo que había experimentado y me sugirió que probara en otra escuela del distrito. Siguiendo su consejo, inscribí a mi hijo en la escuela del distrito que ella me recomendó. Ahora está en segundo grado y está prosperando.

 

Siguente: Entrevista Previa a la Inscripción y Requisitos de Ensayos

← Back to Table of Contents 

 

Stay informed

ACLU of Arizona is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National