La decisión declara que Arizona no tiene ninguna base racional para la política, que viola la protección igualitaria del demandante ante la ley

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA 16 de mayo 2013

CONTACTO: Isabel Alegría, ACLU nacional 415-343-0785, 646-438- 4146, media@aclu.org Alessandra Soler, ACLU de Arizona, 602-773-6006, 602-301-3705, asoler@acluaz.org Adela de la Torre, Centro Nacional de Leyes Migratorias, 213-400-7822, Delatorre@nilc.org Larry González, MALDEF, 202 466-0879, lgonzalez@rabengroup.com

PHOENIX – Una corte federal de distrito determinó hoy que el estado de Arizona no tiene ninguna base racional ante la ley para negarle licencias de conducir a inmigrantes jóvenes que viven y trabajan en Estados Unidos bajo el programa federal del gobierno de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), pero se abstuvo de conceder un interdicto judicial preliminar en contra de la política, expedida el año pasado en una orden ejecutiva por la gobernadora de Arizona Jan Brewer. Estos inmigrantes jóvenes que llegaron a EE.UU. antes de los 16 años son conocidos como DREAMers. La orden fue desafiada por una coalición de derechos civiles a favor de la Coalición del Acta Dream de Arizona, una organización dirigida por jóvenes, y cinco inmigrantes individuales quienes fueron traídos a Estados Unidos siendo niños.

“Este es un fallo importante para los DREAMers de Arizona, y todos quienes buscan la justicia, pero estamos respetuosamente en desacuerdo con la decisión de la corte de no bloquear inmediatamente esta política nociva”, dijo Jenny Chang Newell, del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU. “Esto impide que los inmigrantes jóvenes contribuyan a sus comunidades, al estado y a la nación. Tenemos la intención de buscar vigorosamente justicia para nuestros demandantes para que esta política sea bloqueada tan pronto como sea posible”.

“Cada día de nuestra vidas, nosotros estamos ayudando a nuestras familias, a los negocios en nuestras comunidades, y trabajando para tomar nuestro lugar como maestros, científicos, y profesionales en Arizona”, dijo Dulce Matuz, directora de la Coalición del Acta Dream de Arizona, una de las demandantes. “Para tener éxito, necesitamos licencias de conducir. Ellas han venido a llegado a ser una necesidad en la vida”.

La coalición de derechos civiles argumentó que la política de licencia de conducir de Arizona diferencia injustamente a inmigrantes jóvenes concedidos de acción diferida mediante DACA, cuando la política de Arizona permite a todos los otros inmigrantes a quienes se les ha concedido acción diferida y un permiso de trabajo solicitar licencias. Los DREAMers son inmigrantes jóvenes que llegaron aquí antes de cumplir 16 años de edad y que graduaron de una escuela secundaria de EE.UU.

“Aunque estamos decepcionados por la negativa de la corte de bloquear inmediatamente esta orden discriminatoria, continuaremos persiguiendo esta importante lucha hasta que todos los DREAMers sean tratados con dignidad y respeto” dijo Alessandra Soler, directora ejecutiva de la ACLU de Arizona. “En un tiempo en que la mayoría de estadounidenses apoya políticas de inmigración justas e inclusivas, Arizona continúa destacando como atípico al tratar a estos jóvenes inmigrantes trabajadores de manera diferente por ser quienes ellos son. Tenemos confianza que al final las cortes tomarán el lado de los DREAMers and ratificarán la igualdad”.

Se estima que unos 80 mil jóvenes en Arizona, y 1.76 millones a nivel nacional, son elegibles para el programa DACA.

“Esta decisión de no bloquear la política lastima no solamente a los DREAMers de Arizona, sino a las comunidades y a la economía de Arizona también. No vamos a renunciar a la lucha contra la política discriminatoria de Arizona en contra de nuestra propia juventud”, dijo Karen Tumlin, abogada de gestión del Centro Nacional de Leyes Migratorias.

Mientras que el programa DACA ayuda a proveer un apoyo para muchos jóvenes inmigrantes que han estado viviendo en Estados Unidos en temor por su estatus de inmigración, no invalida la necesidad del Congreso de actuar para aprobar una legislación que provea un mapa de ruta para la ciudadanía para lo que se calcula son 11 millones de personas, incluyendo a los jóvenes que llegaron aquí como niños y comúnmente llamados DREAMers, quienes están buscando integrarse por completo a la vida estadounidense.

Además de la ACLU, la ACLU de Arizona, el Centro Nacional de Leyes Migratorias y MALDEF, el equipo jurídico incluye a la oficina de Phoenix de Polsinelli Shughart, P.C.

###

Stay informed

ACLU of Arizona is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National