ACLU exige fin de respuestas discriminatorias de alguaciles de condados

Práctica de referir llamadas de peligro de migrantes a Unidad de Patrulla Fronteriza indiferente viola protección igualitaria

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA 27 de mayo de 2015

CONTACTO: Steve Kilar, ACLU de Arizona, 602-773-6007 o skilar@acluaz.org

TUCSON—En cartas enviadas hoy a dos condados del sur de Arizona, la ACLU de Arizona exige a operadores del 911 cambiar la manera en que gestionan llamadas de peligro desde el desierto de parte de individuos que se sabe o se cree han cruzado la frontera. Específicamente, la ACLU de Arizona exige que el Condado Pima (PDF) y el Condado Santa Cruz (PDF) reformen la práctica de referir de manera selectiva ciertas llamadas de peligro a la unidad de búsqueda y rescate de la Patrulla Fronteriza, BORSTAR (por sus siglas en inglés), mientras que dan inicio a operaciones de búsqueda y rescate tradicionales para otros individuos.

“Por ley, los condados no pueden negar servicios de protección a ‘minorías desfavorecidas’”, dijo el abogado de la ACLU James Lyall. “La política y práctica de referir llamadas de peligro de inmigrantes a la Patrulla Fronteriza es discriminatoria e inconstitucional”.

La gran mayoría de las llamadas al 911 transferidas a la Patrulla Fronteriza no son recibidas por dicha agencia, según un reciente informe de noticias. Incluso cuando lo son, agentes de la Patrulla Fronteriza a veces optan por no buscar a personas desaparecidas, a menos que se les proporcionen coordenadas precisas donde está la persona, concluyó el informe.

Desde 1998 a 2013, más de 2.700 cuerpos de hombres, mujeres y niños fueron descubiertos en el desierto de Arizona, más que en cualquier otro lugar del país. La ACLU y otras organizaciones de derechos humanos de Arizona están profundamente preocupados de que la práctica de referir llamadas hechas al 911 a una agencia federal que falla constantemente en responder, contribuye a muertes prevenibles en los condados Pima y Santa Cruz. Las organizaciones con sede en Tucson No Más Muertes y Coalición de Derechos Humanos han ampliado sus propias operaciones de búsqueda y rescate para llenar el vacío dejado por las agencias gubernamentales.

“La indiferencia de BORSTAR a migrantes en peligro refleja una política inhumana que está diseñada a conducir a la gente hacia las partes más mortales del desierto para disuadir la migración”, dijo Cristen Vernos, de Derechos Humanos. “Eso no quiere decir que no podemos responder como seres humanos y como una comunidad”.

Un grupo de líderes religiosos del sur de Arizona también envió hoy cartas a los supervisores de los condados of Pima (PDF) y Santa Cruz (PDF), uniéndose al llamado de la ACLU para la entrega equitativa de los servicios de respuesta de emergencia a todas las personas.

"Así como la reciente crisis en el Mediterráneo ha mostrado que Europa no puede evadir la responsabilidad por las muertes prevenibles de los refugiados, los condados del sur de Arizona también deben reconocer la crisis humanitaria a nuestro alrededor, así como la responsabilidad legal y moral de ayudar a las personas en peligro, independientemente de las circunstancias, la raza o la nacionalidad ", dijo la reverenda Alison Harrington, de la Iglesia Presbiteriana del Sur en Tucson.

Además de las cartas exigiendo un cambio de política, la ACLU envió hoy a los condados Pima y Santa Cruz peticiones para obtener registros públicos que buscan proporcionar más información sobre la forma en que las llamadas al 911 en esos condados son gestionadas.

Carta de demanda de la ACLU de Arizona para el Condado de Pima: http://bit.ly/1Ro57DR

Carta de demanda de la ACLU de Arizona el Condado de Santa Cruz: http://bit.ly/1FDoWSu

Carta del clero al condado de Pima: http://bit.ly/1FZakA4

Carta del clero al condado de Santa Cruz: http://bit.ly/1LJErKC

###

Stay informed

ACLU of Arizona is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National